Desarrollan tejas fabricadas con plástico y caucho

 

 

Nada se pierde, todo se transforma. La célebre frase del químico Antoine de Lavoissier hace tiempo se convirtió en ley universal. Al punto tal que la fabricación de productos con materiales ecológicos y sustentables va ganando terreno y se impone en la mayoría de los países.Con esa premisa, y por qué no también inspirados en el concepto de que todo vuelve, un grupo de personas, entre ellos investigadores, están desarrollando en Córdoba tejas para viviendas con material reciclado. El proyecto aún se encuentra en fase de investigación y se estima que en pocos meses se podrá comercializar el producto.

El proyecto está liderado por el Centro de la Vivienda Económica de Córdoba, Argentina (Ceve) y participa el laboratorio del Cintemac, que depende de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Roxana Gaggino, investigadora del Conicet y directora del proyecto de investigación, aseguró a Tu Día que las tejas recicladas ofrecen muchas ventajas comparadas con las tradicionales, desde los beneficios para la construcción en sí y su costo, hasta la sustentabilidad y el reciclado de material desechable.“Todavía estamos experimentando diferentes formulaciones y ensayos en laboratorios.

Luego, llegará la etapa de los certificados de aptitud técnica y después el análisis de los costos para poder comercializar el producto”, detalló la integrante de Ceve.Este proyecto, denominado Desarrollo Tecnológico de Tejas con Materiales Reciclados Para Cubierta de Viviendas, fue seleccionado en la convocatoria de Programas de Investigación Orientados (PIO) Residuos Sólidos que lleva adelante la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Córdoba.

El organismo oficial también entregó un subsidio destinado a la investigación.De los resultados obtenidos hasta el momento se desprende que la teja lograda es más liviana que la tradicional, más resistente al granizo, tiene mayor capacidad de flexión, es aislante térmico e impermeable.

Por las particularidades de estas tejas, la instalación de los paneles se realiza sobre estructura metálica o de madera de forma directa. El modo de fijación es con clavos largos. El proceso de fabricación. La teja se fabrica con material cien por ciento reciclado de diferentes productos plásticos y de caucho (los neumáticos), mediante un proceso de termofusión y moldeo. El material reciclado es triturado y luego se lo somete a calor, mientras es prensado directamente en el molde.

Como no necesita la ayuda de ningún ligante, una vez moldeada, la teja sale lista de su molde.

Gaggino explicó que por el momento sólo están desarrollando la fabricación de tejas, aunque no descartó que en un futuro puedan elaborar otros productos reciclados, como baldosas para pisos.Ventajas• Más allá de sus bondades con el medio ambiente, la teja es altamente resistente, aislante, flexible y libre de mantenimiento. A diferencia de las de cerámica tradicional, no se agrieta, rompe, ni corroe.

• Es muy liviana, por lo que abarato los costos en el soporte de cubierta. Además, se puede colocar sobre cualquier estructura.

• Al estar compuesta por material plástico y caucho, la convierte en una pieza altamente resistente. Es más duradera e impermeable.

• La teja reciclada funciona también como aislante térmico, dando lugar a techos menos calientes.

• Si bien su apariencia no es igual a la de una teja tradicional, se le asemeja bastante. Por el momento, son sólo negras. Algunas, las que incluyen pet (plástico usado en los envases), tienen pintitas blancas.

• Si bien aún están en proceso de investigación, se estima que estas tejas serán mucho más baratas que las tradicionales.

Todo vuelvePara hacer estas tejas, la materia prima que se usa por lo general termina en la basura. Acá se le da una nueva oportunidad.La colocación de las tejas recicladas es muy sencilla. Así queda un techo cubierto con este novedoso material de construcción.

Fuente: Día a Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *